Una trinchera en Concud permite conocer cómo se comporta la falla.

Diario de Teruel  24 Enero 2009

 



P. F. / Teruel

Hace varias decenas de miles de años se produjeron movimientos sísmicos en la falla de Concud y, aunque parezca que fue hace muchísimo tiempo, dejaron materiales muy recientes geológicamente hablando como muestra de aquella actividad.


Un equipo de Departamento de Geología de la Universidad de Zaragoza ha trabajado, en las últimas semanas, en una trinchera abierta en unos terrenos privados cerca de Concud para poder conocer con mayor exactitud cuándo se produjeron estos movimientos.

Ayer, sus responsables explicaron a algunos vecinos de la localidad que se acercaron hasta allí en qué consisten los trabajos que están realizando. El estudio de campo está a punto de concluir y ha permitido obtener unas muestras que, tras su paso por el laboratorio, desvelarán las edades de la falla y se detectará cuándo se han ido produciendo diferentes movimientos sísmicos.

 

 

 


Para saber dónde tenían que hacer la trinchera, se utilizaron aparatos de geofísica que les ayudaron a conocer la ubicación más adecuada.


Un equipo de seis especialistas, con el geólogo José Luis Simón al frente, ha trabajando en Concud desde antes de Navidad desafiando a las bajas temperaturas.


Durante estas semanas, las paredes de la trinchera, de 4,5 metros de profundidad, se limpiaron antes de dibujar en ellas una cuadrícula que sirve de referencia para centrar más en detalle el trabajo e identificar los materiales.


Unos pequeños marcadores de colores permiten identificar las fracturas del terreno, la falla principal y otras fallas pequeñas así como los diferentes niveles del terreno. Además, se recogen muestras de tierra por la noche para que no se vean afectadas por la luz del sol, y se envían al laboratorio.


El estudio de todos estos datos permitirá conoce el momento en el que se movió la falla, pero esto no será hasta que no se tengan los resultados, que podrán tener un error de varios cientos de años, según el método que se utilice, aunque no será significativo cuando hablan de miles o millones de años. No obstante, el error será menor cuanto más recientes sean los materiales. De ahí la importancia de este lugar donde los materiales son más recientes.