El sismo tuvo lugar en 2009 y murieron 300 personas
Comienza el juicio contra los acusados de no haber previsto el terremoto de L'Aquila

El Mundo, martes 20/09/2011
Afp | Roma


El proceso contra siete personas -principalmente científicos, acusados de homicidio involuntario por haber subestimado los riesgos del seísmo que golpeó la localidad italiana de L'Aquila en abril de 2009- comienza hoy en esta ciudad del centro de Italia.

El terremoto provocó 300 muertos y destruyó su centro histórico e iglesias medievales.

La Justicia acusa a los imputados de no haber informado a la población del riesgo que corrían para que la gente pudiese tomar medidas para protegerse. Sin embargo, los habitantes de L'Aquila nunca fueron lo debidamente informados.

Entre los siete acusados se encuentran grandes figuras de la ciencia en Italia, como el profesor Enzo Boschi, hasta hace poco presidente del Instituto Nacional de Geofísica, o el profesor de Física Claudio Eva.

"No se puede juzgar a la ciencia", ha indicado Alfredo Biondi, abogado del profesor Eva, recordando que su cliente había declarado sólo seis días antes del terremoto: "Nadie puede excluir un seísmo de gran magnitud". Lo curioso es que estas declaraciones las realizó no sólo escasas jornadas antes del terremoto, sino en una Comisión de Grandes Riesgos celebrada el 31 de marzo de 2009 en la propia localidad de L'Aquila.

Según el acta de acusación, los siete inculpados son sospechosos de "negligencia e imprudencia" y de "haber realizado una evaluación de riesgos en relación a las actividades sísmicas genérica e ineficaz, llena de información incompleta, imprecisa y contradictoria".