Fallece la niña sepultada por un alud en la estación de Formigal
Sus compañeros de accidente recibieron el alta

F. Javier Barroso / Patricia Peiró. El País, Madrid 27 MAR 2013
 


La niña madrileña de siete años que resultó herida muy grave al caerle parte de una colada (pequeño alud) el mediodía del lunes en la estación de esquí de Formigal, en Huesca, falleció anoche, según confirmó el Gobierno de Aragón. A primera hora de la tarde de ayer había entrado en muerte cerebral y por la noche los facultativos confirmaron su fallecimiento.

La menor, que residía en el barrio de Sanchinarro y es la segunda de tres hermanos, estaba ingresada en la unidad de cuidados intensivos (UCI) de Pediatría del hospital materno-infantil Miguel Servet de Zaragoza. Allí fue trasladada en un helicóptero sanitario desde la estación de Formigal, tras ser rescatada por el Equipo de Rescate en Montaña (Ereim) de la Guardia Civil. El pronóstico de la niña fue desde el primer momento extremadamente grave, dado que había permanecido varios minutos sin respirar bajo la nieve.

Mientras, los otros dos heridos en el accidente, dos niños de cinco y siete años, recibieron ayer por la mañana el alta tras permanecer en observación toda la noche en el hospital San Jorge de Huesca. Su evolución fue muy positiva. “Es una desgracia de esas que parecen imposibles, pero ha sucedido”, declaró a este diario el director gerente de Aramón, Miguel Guedea, quien añadió que ahora la empresa iniciará una investigación para aclarar lo sucedido y posteriormente emitirá un informe con las conclusiones. Los tres menores pertenecían a dos familias que estaban pasando unos días en la montaña.
más información

Los agentes del Equipo de Rescate en Montaña (Ereim) de la Guardia Civil han abierto una investigación para esclarecer las circunstancias en las que se produjo el accidente. Ayer estaban tomando declaración a los testigos y haciendo pruebas del estado de las pistas de esquí para ver si hubo algún tipo de negligencia o, por el contrario, el siniestro resultó imprevisible. El informe definitivo se remitirá al titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Jaca, por lo que su contenido no será público.

El accidente ocurrió el lunes a las 13.40 en Pico Royo, cuando se produjo la colada. La menor fallecida y otro niño quedaron sepultados por la nieve, mientras que su acompañante quedó semienterrado. Los dos niños fueron rescatados, pero localizar a la pequeña resultó mucho más complicado. La operación necesitó necesitó la intervención de un perro de la Guardia Civil especializado en rescate en avalanchas.