El aeropuerto de Teruel recibe a su primer Boeing 747

La instalación, que comenzó a gestarse en 2004, prevé albergar a más de 200 aviones en los próximos años

 

La Vanguardia. 06/08/2013.

 

Caudé (Teruel). (Efe).- El aterrizaje de un Boeing 747-400 hoy en el aeropuerto de Teruel supone el inicio de la actividad industrial de estas instalaciones, que comenzaron a gestarse hace nueve años y prevén albergar a más de 200 aviones en los próximos años.

El aeropuerto, explotado por la multinacional francesa Tarmac Aerosave, filial de Airbus, dedicará su actividad principal al estacionamiento, mantenimiento y reciclado de grandes aeronaves, que hoy han comenzado a llegar. El avión, procedente de Frankfurt (Alemania), ha llegado en torno a las 15.00 horas entre la expectación de decenas de vecinos de Teruel que se han colocado en los caminos y puentes cercanos al aeropuerto, el más alto de España, para poder ver la llegada de esta gran aeronave.

El próximo jueves está previsto que llegue el segundo avión, un B747-400 proveniente del aeropuerto de Frankfurt-Hahn. La empresa ofrece el servicio de estacionamiento de larga estancia para las compañías aéreas, que incluye los trabajos de mantenimiento necesarios para que los aparatos vuelvan a volar en el momento en el que sea necesario, tal como destaca la compañía.

Las instalaciones turolenses están certificadas y podrán albergar en los próximos años más de 200 grandes aeronaves, para lo que se está pavimentando una campa de 120 hectáreas en la que se instalarán las aeronaves. El presidente de Tarmac Aerosave, Philippe Fournadet, ha destacado minutos después del aterrizaje a los medios de comunicación que estas instalaciones son "únicas en Europa". Ha recordado que la empresa mantiene su compromiso de generar un centenar de empleos en seis años, cuando está previsto que el aeropuerto tenga disponible toda su capacidad. Las estimaciones de la empresa es que puedan pasar por las instalaciones 50 aviones en dos o tres años. Tarmac Aerosave dispone de otra zona para el estacionamiento de aviones en la localidad francesa de Tarbes, por la que ya han pasado 120 aviones, aunque ahora "está saturada", de ahí la importancia de la puesta en marcha del Aeropuerto de Teruel.

El 80 por ciento de estas naves, ha añadido, proceden de áreas fuera del espacio Schengen, por lo que el responsable de la compañía espera que el aeropuerto turolense pueda obtener la certificación para recibir aviones también de estos países. Fournadet ha resaltado también las especiales características del aeropuerto turolense para el estacionamiento de aviones, a cinco horas de su centro en Francia, por sus dimensiones como sus 2.825 metros de pista y un hangar con capacidad para un B747, además de la extensión para el estacionamiento y las condiciones climatológicas excelentes para esta actividad.

Por su parte, el alcalde de Teruel, Manuel Blasco, ha recalcado que "el Consorcio", en el que está presente el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Teruel "está saneado y el aeropuerto pagado", con fondos autonómicos y estatales. El coste asciende a unos 50 millones de euros, de dinero autonómico y estatal, ha dicho el primer edil, "y a partir de hoy intentaremos demostrar que está bien empleado, generando puestos de trabajo", ha concluido.