7 janvier 2015. Attentat à Paris


Reconstrucción de los hechos.


Hacia las 11:20, dos hombres vestidos de negro, encapuchados y armados con fusiles kalashnikov se presentan en el número 6 de la calle Nicolas Appert, en el distrito XI de París, donde se encuentran los archivos de Charlie Hebdo. Gritan “¿Es aquí Charlie Hebdo?” Viendo que no es la buena dirección, se dirigen al número 10 de la misma calle, donde se encuentra la sede del semanario satírico.

Una vez dentro del edificio, abren fuego contra el recepcionista y suben al segundo piso, en el que se encuentra la redacción de Charlie Hebdo. “Los dos hombres disparan y matan fríamente a las personas reunidas en la conferencia de redacción y al policía encargado de la protección del dibujante Charb, que no tiene tiempo de responder”, explica a la AFP una fuente policial.

Una sola persona, que logró esconderse debajo de una mesa, escapa a la matanza. Oye a los dos hombres gritar “hemos vengado al profeta”, y “Alá Akbar” (Dios es el más grande), según la misma fuente.

Hacia las 11:30, una llamada telefónica a la policía señala los disparos en la sede de Charlie Hebdo. Policías son enviados al lugar inmediatamente.

Los dos atacantes emprenden la huida gritando de nuevo “Alá Akbar” y se encuentran frente a frente con una patrulla de la brigada anticriminalidad de la policía. Sigue un fuerte tiroteo.

Los agresores logran huir a bordo de un automóvil Citroën C3 negro y hacen frente entonces a un vehículo de la policía. Disparan unos diez tiros contra el parabrisas del mismo y hieren a los policías que se encuentran en él.

Otros policías disparan contra ellos, que responden a los tiros. En el bulevar Richard-Lenoir, amplia avenida del distrito XI, un policía en uniforme es alcanzado por una bala y cae a tierra, según un vídeo difundido por internet.

Los dos hombres bajan entonces de su automóvil y se acercan corriendo al policía, que levanta las manos y les pregunta “¿quieren matarme?”

Uno de ellos se acerca a él y le responde “está bien jefe”, antes de pegarle un tiro en la cabeza, sin detenerse.





Los dos agresores vuelven a su automóvil sin detenerse. Y gritan “¡Vengamos al profeta Mahoma! ¡Matamos a Charlie Hebdo!” antes de partir de nuevo en el automóvil, según otro vídeo.

Un poco más lejos, en una plaza, chocan contra un automovilista, que resulta levemente herido. Después abandonan su automóvil un poco más lejos, en el distrito XIX de la capital.

Tras ello asaltan a un automovilista y huyen hacia el norte de París en el auto de éste. La policía pierde entonces su rastro.

En el ataque y durante su fuga, han matado a doce personas y herido a ocho, cuatro de ellos muy gravemente.