El Niño obliga a limitar el transporte mundial por el Canal de Panamá

Habrá restricciones para el paso de los buques por la vía interoceánica por la sequía

José Meléndez. El País, Tegucigalpa 9 AGO 2015



Canal de Panamá


Si la posición geográfica es el principal activo de Panamá, el agua es la materia prima esencial para su canal, que es la clavija más importante de su ecuación económica y financiera de oferta mundial de multiservicios y por el que pasa al año el 5% del transporte marítimo global. Enfrentada a una prolongada sequía, la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) decidió este viernes imponer restricciones—a partir del 8 de septiembre próximo—en el calado de los buques que pueden transitar por la ruta interoceánica.

En un anuncio mundial, la ACP informó que envió una circular a las navieras para alertarlas de que decidió establecer “ciertas restricciones temporales al calado de los buques para todos los agentes, propietarios y operadores de la vía interoceánica”.

Esta medida temporal y preventiva se adopta debido a los efectos del fenómeno ‘El Niño’, el cual deriva en el calentamiento periódico de las aguas oceánicas en el (océano) Pacífico tropical. Cuando esto ocurre, El Niño cambia el patrón de precipitación en muchas regiones del planeta, con la consecuente sequía en la cuenca del Canal, lo que ha provocado que los lagos de Gatún y Alhajuela se encuentren por debajo de sus niveles promedio para esta época”, precisó.

El calado máximo permitido será de 11,89 metros (39,0 pies) en agua dulce tropical, efectivo a partir del 8 de septiembre de 2015. El calado máximo autorizado se define en función del punto más profundo de inmersión en específico para cada buque en el lago Gatún”, puntualizó. “Las restricciones son implementadas como medidas preventivas para proteger al Canal y a sus clientes, y los efectos a las operaciones de la vía acuática serán mínimos”, aclaró.

Según la ACP, una institución estatal autónoma panameña, “no se espera que estas medidas afecten de manera significativa la eficiencia y capacidad de las operaciones del Canal. A manera de información, el 18.5% de los buques que transitan por el Canal tienen un calado mayor a 11.89 metros (39.0 pies). Estas medidas se aplican para asegurar el funcionamiento continuo y seguro de la vía acuática”.

Teniendo en cuenta la información disponible, el Canal de Panamá también anticipa en su circular que el calado de los buques podría restringirse a 11,73 metros (38,5 pies) a partir 16 de septiembre 2015, con el fin de continuar garantizando la seguridad y la eficiencia de los buques que hacen su tránsito por el Canal”, advirtió.

La ACP garantizó que dará seguimiento a los niveles de agua de los dos lagos. “En el caso de que esta segunda restricción se confirme, la circular con la notificación formal se enviará por lo menos con cuatro semanas de antelación para permitirles a los clientes del Canal de Panamá una planificación adecuada. Por otra parte, si aumentara la cantidad de lluvia durante las próximas semanas, las navieras serán informadas cuando la restricción sea suspendida”, aclaró.

Ambos lagos son fuentes esenciales de agua de la vía interoceánica y registran una severa disminución de sus caudales, por impacto de la sequía que golpea al corredor de Centroamérica sobre el litoral Pacífico. La escasez de agua también azota al resto de la población, en una agudizada crisis de un recurso que, como el hídrico, tiene especiales connotaciones para Panamá.

Esta es la segunda vez que El Niño impacta en las operaciones del Canal. La ACP recordó que la vía “tiene experiencia en la gestión de los recursos del agua. El más reciente fenómeno El Niño de similares proporciones se vivió durante el período de 1997-1998. El Canal proporcionará información sobre las medidas que se adopten y seguirá de cerca la situación para garantizar la seguridad y la eficiencia en sus servicios”.

Los principales usuarios del Canal son Estados Unidos, China, Chile y Japón, pero hay otros clientes importantes como Ecuador, Colombia y México. Construida de 1904 a 1914 por Estados Unidos, la vía estuvo hasta 1999n bajo control de Washington y luego pasó a dominio panameño. Las restricciones no impactarán en las obras de ampliación, que empezaron en 2007 y concluirán en 2016.