El hallazgo en Teruel de médula ósea de ranas fósiles abre vías de investigación sobre el ADN.

 

29-7-2006

ABC

LIBROS (TERUEL). El hallazgo de médula ósea de ranas fósiles procedentes de una antigua mina de azufre de Libros (Teruel), datada hace diez millones de años, abre nuevas vías de investigación para localizar otros tejidos orgánicos e incluso encontrar el ADN de estos batracios.

Un equipo internacional de paleontólogos ha descrito por primera vez esta materia orgánica fosilizada en ranas y salamandras procedentes de un yacimiento situado en la provincia de Teruel desde el siglo XIX, informa Efe. El trabajo de descripción de médula ósea fosilizada ha sido estudiado a partir de 15 salamandras, 56 ranas adultas y 79 renacuajos y sus resultados serán publicados en agosto en la revista «Geology», de la Geological Society of America, en la que se describe el proceso que permitió la conservación de esta estructura orgánica. Ya se han iniciado análisis geoquímicos en los fósiles para intentar encontrar moléculas originales de proteínas e incluso ADN.